martes, 17 de abril de 2012

Para que las mujeres se conserven bellas

Con este fin se toma cada mañana un pedazo de ternera degollada a la hora de la dominación del sol. Se divide en lonchas finas y se aplica durante una hora en las mejillas, el cuello y la frente.

Cual­quier parte del cuerpo donde esta carne se ponga en contacto se mantendrá joven y tersa.

1 comentario: