jueves, 31 de diciembre de 2009

RITUAL DE FIN DE AÑO

El 31 de diciembre, durante el día hacemos una lista de todo lo que deseamos en nuestra vida, luego hacemos una afirmación por cada deseo.

Tenemos, la lista de deseos y la lista de afirmaciones.

En un momento de tranquilidad, y sin distracción, leemos las afirmaciones, pensando y sintiendo que ya lo tenemos. Imaginamos que todo es realidad, esto como parte de nuestro ritual de fin de año, para imprimir en nuestro subconsciente nuestro deseo. Damos las gracias por todo lo que tenemos.
Imaginamos, por ejemplo, que tenemos ese nuevo auto, cómo es, el color, te sientas en él, lo conduces. ¿Cómo lo sientes? ¿Alguien te acompaña? ¿Sientes el olor a nuevo? ¿Por cuáles calles conduces?

Visualizamos, sentimos nuestras emociones, vemos que ya lo tenemos.

Como ritual de fin de año: Pensemos solo en la abundancia, alegría, amor, felicidad, prosperidad.

A la media noche, a las 11.55, tomamos doce uvas y cuando oímos las doce campanadas, visualizamos en nuestra mente nuestro deseo ya realizado, damos las gracias, lo sentimos y vamos comiendo las doce uvas, al sonar las 12 de la medianoche, nos abrazamos a nuestros familiares y amigos que nos acompañan.

No hay comentarios:

Publicar un comentario