viernes, 18 de septiembre de 2009

Para invocar la abundancia y la prosperidad económica

En esta mágica noche se puede recurrir a la naturaleza. En un recipiente de greda se reúnen siete granos de arroz, un puñado de brotes de alfalfa y uno de avena. Se mezcla todo y se agrega un trozo pequeño de carbón vegetal que se enciende. Mientras se quema hay que recorrer las esquinas de la casa en silencio pidiendo mentalmente que la abundancia colme tu hogar. Las cenizas se botan en el jardín o en un macetero.

No hay comentarios:

Publicar un comentario