lunes, 14 de septiembre de 2009

Conjuros de amor

Mantener un amor

Este hechizo es para las mujeres. Para conseguir que vuestro novio/marido/amante os quiera para siempre, simplemente debéis coger una gota de menstruación, la mezcláis con zumo (natural o no) y se lo dais de beber. Por supuesto él no debe saber que le hacéis el conjuro ya que si no, el hechizo se rompe.

Alejar a una persona

Coja un folio de color blanco (no vale de otro color). Se escribe en él una carta de amor lo más amorosa posible dirigida a la persona que queramos que nos deje de querer y se aleje de nosotros. La carta estará escrita en bolígrafo rojo y deberá estar firmada por nosotros. Una vez escrita cogemos un limón, y envolvemos una rodaja de éste con la carta. Ponemos todo en un plato, lo rociamos con un poco de alcohol, el suficiente para que arda el papel. Con mucho cuidado para evitar quemarnos prendemos fuego al conjunto. (¡Cuidado con tener las manos impregnadas en alcohol o saldremos ardiendo!). Si se prende totalmente habremos conseguido que esa persona se aleje y en breve nos dejará en paz.

Amarrar un amor

Con este conjuro se debe tener mucho cuidado ya que a veces queremos conseguir a alguien pero cuando lo tenemos nos cansamos... Para conseguir que alguien que no nos quiere y está con otra persona la deje y se enamore de nosotros deberemos conseguir un mechón de pelo de la persona; si nos es difícil conseguirlo, nos vale con unos poco pelos suyos (de un peine por ejemplo). En un cuenco de BARRO debemos hacer una pasta con cacao, azúcar, harina y leche (como si fuera un dulce). Debemos conseguir que quede pastosa. Una vez que tengamos esta mezcla la debemos untar en el mechón de pelo de nuestro amado/a; el conjunto resultante lo envolvemos en papel de plata y lo metemos debajo de nuestra cama. Si no se puede meter debajo de la cama lo metemos debajo de la almohada dentro del forro. Ahí deberá estar durante 2 semanas más o menos; si despide algún olor extraño deberemos envolverlo con más papel de plata hasta que deje de oler. Tras dos semanas debemos enterrarlo en una maceta de NUESTRA casa que tenga alguna planta sana. En breve esa persona se enamorará locamente de nosotros.

Librar de un amarre a nuestro amor

Los amarres son muy difíciles de quitar, sobre todo si la persona amarrada sentía algo por el/la hechizador/a antes del amarre, pero podemos intentar algo. Lo primero que debemos hacer es el conjuro de la menstruación (si somos una mujer). Si fuésemos un hombre... es más complicado. Necesitamos una lágrima nuestra que deberemos mezclar con zumo como en el conjuro de la menstruación y dar de beber a la amarrada. Luego necesitamos una foto del/de la que ha hecho el amarre a nuestra pareja; si no tuviésemos una foto suya escribimos en un papel su NOMBRE Y APELLIDOS completos, cogemos este papel o foto y los frotamos con un limón por una de sus caras. Ahora debemos quemar el papel o foto totalmente con un mechero de gasolina. Mientras lo quemamos deberemos repetir: "Suelta a....NOMBRE DEL AMARRADO" Si no se quema completamente insistiremos con la llama a la vez que repetimos la frase. Ahora sólo nos queda rezar para que el conjuro tenga éxito ya que es muy difícil librarse de un amarre.

Recuperar la pasión

Para recuperar la pasión en una relación necesitamos miel. Este conjuro sólo funciona si somos una mujer que quiere recuperar la pasión de su marido. Con el cuerpo limpio deberemos untar la piel de los senos con miel, de forma que los cubran completamente. Ahora con una cuchara recogemos toda la miel que podamos y la metemos en algún frasco. No importa que no podamos recoger toda la miel, porque es pegajosa y muy difícil de recoger. Esa miel estará cubierta totalmente de sensualidad. Ahora sólo queda dársela a nuestra pareja, recomendamos dársela como desayuno mezclada con leche un fin de semana que vaya a estar con vosotras. No se la deis un lunes cuando vaya a trabajar no vaya a recuperar la pasión con la secretaria. Cada toma deberá de ser aproximadamente de una cucharada diluida, esa noche os aseguro que tendréis pasión. Si se acaba la miel volver a repetir el proceso.

No hay comentarios:

Publicar un comentario