jueves, 4 de junio de 2009

Para personas que se crean con maldiciones

Para alejar la maldad de una criatura, incluso presencia demoníaca, la persona que vaya a hacer el ritual deberá estar descalza, sosteniendo en la mano derecha una vela blanca y en la mano izquierda una rama de olivo. hay que prender un incienso y hacer que el enfermo se tienda boca arriba en el suelo, con los ojos cerrados. Se necesita también un poco de agua de lluvia o de mar. Y la oración se dice así:

Oración
Como siervo de Dios alejo el espíritu maligno no ligado a esta persona. En nombre del Divino Creador a quien amo desde que le conozco con todo

Mi corazón, alma y sentidos y a quien prometo adorar eternamente, yo te ordeno espíritu del mal, que te separes de este cuerpo que estas atormentando y le dejes libres, y pueda recibir este agua que cual lluvia divina y con la intersección de San Cipriano echo sobre el, diciendo: en el nombre del Padre, Hijo y Espíritu Santo, cuya presencia y fortaleza se invocan en este acto.

Ofrenda
La persona curada deberá dar vueltas en circulo sobre si misma, Se frotara manos y pies con miel y tomara un baño con veintiún claveles blancos, colonia, un poco de azúcar y amoniaco.
Debe secarse con toalla blanca nueva.

1 comentario:

  1. comentarios:
    Anónimo dijo...
    Jose dijo...
    Lo de las maldiciones es increíble. ¿No os enterásteis de lo que sucede en Salta - Argentina? Un chabal que era Concejal de aquella ciudad había sido esotérico y le armaron una cosa muy fea. Los maldijo con nombre y apellido a los conspiradores. Todos los malditos están cayendo como moscas. Este es un "tutankamón" de Argentina. La noticia la podéis leer en www.saltanoticiassalta.com
    o escribid en Google "maldiciones+concejal" y las veréis. Hay que tener mucho cuidado cuando se hace daño injustamente a alguien, uno nunca sabe si el otro es algún esotérico, este había sido de los buenos y se llama Guillermo Capellán. Mejor digo, amigos, os bendigo!!!

    14 de agosto de 2009 18:46
    Demetrios dijo...
    Busqué la página y encontré la noticia del Concejal Esotérico. Es espeluznante la maldición contra el empresario Antonio San Millán quien habría financiado el complot porqu el Concejal Esotérico le quería cobrar los impuestos y a la vez era hermano del Alcalde de Salta. Les dijo: "pagarán con lágrimas de sangre la falsa acusación que me hicieron" y el hijo de 16 años murió inexplicablemente aplastado por mini tractor de cortar cesped. Las maldiciones existen y uno nunca debe dañar a nadie. El Concejal antes que suceda todo anunció por radio y en la prensa escrita lo que iba a pasar... El Concejal se llama Guillermo y hay mucho más en todo eso.

    14 de agosto de 2009 19:02

    ResponderEliminar