sábado, 19 de mayo de 2018

Oración para ser Positivo

Soy positivo, pienso positivo, siento positivo, actuó positivo, hablo positivo.

No existe cosa negativa que pueda dañarme. Mi divino y real ser es mí refugio escudo y fortaleza.

Le digo a todo lo negativo: Tú no tienes poder, soy positivo, soy el bien, pienso el bien, siento el bien, actúo el bien, hablo el bien, no creo en el mal, solamente creo en el bien, algo bueno me tiene que suceder.

Le digo a todo lo malo, tú no tienes poder, soy el bien, soy la luz, pienso en luz, siento en luz actuó en luz, las tinieblas no existen en mí. Dios es la luz, hágase la luz le digo a toda la oscuridad, tú no tienes poder, soy la luz.

Soy feliz, pienso feliz, siento feliz, actúo feliz, hablo feliz, no estoy triste, Dios es mi felicidad, le digo a toda tristeza, tú no tienes poder, soy feliz, soy la felicidad divina eternamente manifestada para bendecid en “positivo” en “bien” y en “luz”, todo lo que existe me rodea y contiene el mundo.

Soy positivo… 100%

jueves, 17 de mayo de 2018

Oración para ser pacientes

Aprendamos del Señor, que es manso y humilde y pidámosle que nos conceda un corazón paciente.

Señor, al comenzar este nuevo día que nace,

vengo a pedirte paz, sabiduría y fuerza.

Hoy quiero mirar el mundo con ojos llenos de amor,

ser paciente, comprensivo, humilde, suave y bueno

con todas las personas con las que entraré en contacto

a lo largo de la jornada.

Concédeme ver detrás de las apariencias

como lo ves Tu mismo,

para apreciar la bondad de cada uno

y comprender sus debilidades.

Cierra mis oídos a toda murmuración,

guarda mi lengua de toda maledicencia,

que sólo los pensamientos que bendigan permanezcan en mí.

Quiero ser bien intencionado y justo

de manera que todos los que se acerquen a mí

sientan Tu presencia.

Revísteme de tu bondad, Señor,

y haz que durante este día, yo te refleje.

Jesús, manso y humilde de corazón,

dame un corazón semejante al tuyo.

Amén

miércoles, 16 de mayo de 2018

ORACIÓN A SAN URIEL ARCÁNGEL PARA PEDIR UNA GRACIA

¡Oh! Dios que con inefable providencia

te dignas enviar a tus santos ángeles

para nuestra guarda,

accede a nuestros ruegos

y haz que seamos

siempre defendidos por su protección.

Señor, que nos confías a tus ángeles

para que nos guarden en todos nuestros caminos,

concédenos que por intervención

de tu glorioso arcángel San Uriel

nos veamos libres de los peligros presentes,

y nos aseguren contra toda adversidad.

Glorioso arcángel San Uriel,

poderoso en fortaleza,

imploro tu custodia para alcanzar la victoria

sobre todo mal espiritual o temporal.

Protector mío,

concédeme la gracia que te solicito

[se pide la gracia deseada]

si es conveniente para el bien de mi alma.

Acompáñame y guía todos mis pasos

hasta alcanzar la vida eterna.

Amén

martes, 15 de mayo de 2018

Oración para ser feliz

Hoy seré feliz. Expulsaré de mi espíritu todo pensamiento triste.

Me sentiré más alegre que nunca. No me lamentaré de nada. Hoy agradeceré a Dios la alegría y la felicidad que me regala.

Hoy trataré de ajustarme a la vida. Aceptaré al mundo como es y procuraré encajar en él. Si sucede algo que me desagrada, no me mortificaré ni me lamentaré, agradeceré que haya sucedido.

Porque así se puso a prueba mi voluntad de ser feliz. Hoy seré dueño de mis sentimientos, de mis nervios y de mis impulsos.

Para triunfar tengo que tener dominio de mí mismo. Hoy trabajaré alegremente con entusiasmo y pasión, haré de mi trabajo…una diversión.

Comprobaré que soy capaz de trabajar con alegría. Disfrutaré mis pequeños triunfos, no pensaré en los fracasos.

Hoy seré amigable. No criticaré a nadie. Si comienzo a criticar a una persona, cambiaré la crítica por elogios.

Toda persona tiene sus defectos y sus virtudes. Olvidaré los defectos y concentraré mi atención en las virtudes.

Hoy evitaré las discusiones desagradables. Hoy voy a eliminar dos plagas de mi vida: la prisa y la indecisión.

Hoy viviré con calma, con paciencia; porque la prisa es el enemigo de una vida feliz y triunfante. No permitiré que la prisa me abrume.

Hoy tendré confianza en mí mismo porque Dios está conmigo.

Hoy haré frente a todos los problemas con decisión y valentía y no dejaré ninguno para mañana.

Hoy no tendré miedo. Actuaré valientemente… el futuro me pertenece.

Hoy tendré confianza en que Dios ayuda a los que luchan, y trabajan.

Hoy no envidiaré a los que tienen más dinero o más salud que yo .Contaré mis bienes y no mis males. Compararé mi vida con la de otros, que sufren más.

Hoy trataré de resolver los problemas de hoy. El futuro se resuelve así mismo. El destino pertenece a los que luchan.

Hoy tendré un programa que realizar. Si algo queda sin hacer, no me desesperaré, lo haré mañana.

Hoy no pensaré en el pasado. No guardaré rencor a nadie, practicaré la ley del perdón. Asumiré mis responsabilidades y no echaré las culpas a otras personas de mis fracasos.

Hoy comprobaré que Dios me ama y me premia con su amor.

Hoy haré un bien a alguien. Buscaré a alguna persona para hacerlo sin que lo descubra, seré cortés y generoso. Al llegar la noche comprobaré que Dios me premió con un bien, con un día de plena felicidad.

¡Y mañana viviré otro día como hoy!

lunes, 14 de mayo de 2018

Salmos especiales y sus Árcangeles protectores

Para embarazos felices
La mujer que quiere tener un embarazo y parto normales, debe rezar con fe y devoción los salmos números 1 y 2 en la noche durante 9 días consecutivos. Igualmente debe rezar al Arcángel Uriel.
Para la buena suerte
Quienes requieran buena suerte en cualquier aspecto, deben rezar los salmos 4 y 61 por lo menos tres veces a la semana a las 6 de la mañana. En este sentido el Arcángel es Rafael.

Éxito en un negocio
Para que los negocios o la búsqueda de trabajo tengan buenos resultados, se debe rezar el salmo 8, durante la fase lunar de cuarto creciente, después de haber comido una porción de pan, de uvas o de nueces en ayunas, sin haberlo acompañado de líquidos ni otra comida. Luego se puede desayunar normalmente. Por último se debe elevar una oración al Arcángel Rafael.

Para la salud
Cuando una persona requiere que su salud se mejore en cualquier parte del cuerpo, debe rezar el salmo 13 y la oración del arcángel Gabriel, durante la fase de luna menguante, teniendo en cuenta lo siguiente: En la noche, debe bañarse con un jabón neutro (de la ropa), antes de proceder a dormir con ropas blancas, y luego de rezar el salmo y la oración. Debe repetirlo por siete días, durante los cuales no puede tener relaciones sexuales.

Para vencer los miedos
Cualquier tipo de miedo, fobia, temor o complejo se supera si se reza con devoción, durante trece días, a las 7 de la mañana y en ayunas, el salmo 11, la oración del Arcángel Miguel, y haciendo la petición de qué desea eliminar o alejar de su vida. Debes cargar en la billetera o en el pecho una imagen pequeña de este Arcángel.

Para alejar la tristeza
Para alejar sentimientos pesimistas o melancólicos, se debe rezar durante siete días de luna menguante, a las 10 de la mañana, el salmo 16 y al Arcángel Uriel. Luego de terminar las oraciones, tomar un vaso de agua, y sentirá cómo se mezcla el agua con la saliva, y entra a su cuerpo para limpiar las amarguras.

Para encontrar pareja o reconciliarse
Quien se encuentra solo o sola en la vida y quiere que aparezca una persona especial, o necesita reconciliarse con su pareja después de una pelea, debe rezar el salmo 28 todos los viernes de cuarto creciente, y después dar de comer un pan entero grande a las palomas, hasta que la situación se haya solucionado.

Si la persona se encuentra sola, no debe pedir que una persona en particular sea su pareja, sino que debe permitir que los ángeles escojan la persona más adecuada. Llevar siempre una estampita del Arcángel Uriel.

Para ser bien recibido
Cuando una persona requiera entrevistarse con alguien o tema no ser bien recibida en alguna parte, debe rezar antes de salir de casa, el día miércoles, el salmo 34, acompañado de la oración al arcángel Rafael, y guardar en sus bolsillos un rosario.

Para protección contra los enemigos
Cuando una persona sienta que debe protegerse o proteger de alguien en particular, de gente envidiosa y en general de cualquier peligro externo, debe rezar los salmos 44 y 91, un día martes de cuarto creciente a las 7 de la mañana, en ayunas, dirigiendo la mirada hacia el norte, con un rosario en la mano derecha. Terminada la oración, lleve el rosario consigo a donde vaya o déselo a la persona que necesite protección. Llevar una estampita del Arcángel Miguel.

Contra la pobreza
Este salmo asegura su casa contra la escasez o la pobreza. Se hace en cuarto creciente, los días lunes. La noche anterior (domingo), se deja en la mesa un pan lo suficientemente grande como para que alcance para toda su familia y sobre. El lunes se rezan los salmos 72 y 91, cada uno tres veces, tomando el pan y ofreciéndolo a la salida del sol.

Luego se llama a toda la familia a desayunar, y cuando terminen, se toma el sobrante para dárselo a las aves. Se puede realizar esto una vez cada tres meses, y nunca faltará nada en la mesa de la casa. Colocar un cuadro del Arcángel Gabriel en la sala o en el comedor.

domingo, 13 de mayo de 2018

Limpieza de malas energías

Padre, te pido que laves mi espíritu, alma y cuerpo con la sangre de Jesucristo. Maldigo cada semilla corrupta que haya sido plantada en mí y le ordeno marchitarse y morir.

Yo ordeno a cada espíritu impío e inmundo que pueda haberse adherido a mí, a soltarme, a dejar este lugar, para buscar tierra seca y no regresar jamás, en nombre de Jesús.

Por la sangre de Jesucristo, invoco a todo espíritu maligno que está en esta habitación y les ordeno huir ahora mismo e ir a donde el Señor Jesucristo los envíe. Rechazo y renuncio a cualquier centímetro de esta casa y terreno que hayan sido cedidos o entregados a Satanás, y por la fe que llevo se los entrego al Señor Jesucristo. Por la fe, afirmo que esta sala está cubierta por la sangre del Señor Jesucristo y ningún espíritu del mal puede entrar en ella”. (Repite en todas las habitaciones esta oración para limpiar la casa completamente).

Después de hacer estas oraciones para limpiar el hogar en todas las habitaciones, di:

Dedico y consagro esta casa al Señor Jesucristo, y Satanás no tiene dominio sobre ella en absoluto. Entrego todo en esta casa al Señor Jesucristo, y afirmo que es de Su protección divina, incluyendo toda estructura, cables eléctricos y cañerías. Invoco a todo espíritu maligno que está en esta casa y les ordeno huir ahora mismo e ir a donde el Señor Jesucristo los envíe. Afirmo por la fe que todo en esta casa está cubierto por la sangre de Jesucristo, desde la parte superior del techo a la parte inferior del suelo, y todo lo que hay en medio, y especialmente todo lo que conduce la electricidad.

Afirmo por la fe que esta casa está rodeada por un cerco de protección, un muro de fuego, una pared de fe, y está cubierto por la sangre del Señor Jesucristo en todos sus lados, por encima y por debajo. Rezo para que los poderosos ángeles guerreros vengan a proteger las cuatro esquinas de esta casa y terreno, y todos lo que están dentro. Doy gracias por la completa victoria que tenemos ya en Jesucristo. Pido que esta casa sea consagrada con su presencia divina para que todo el que entre en ella sea honrado con las bendiciones espirituales de los cielos. ¡Amén!

sábado, 12 de mayo de 2018

Oración de Protección de Peligros

Yo te suplico, Dios mío, en tu infinita misericordia, que me protejas allá donde me encuentre, hoy y siempre.

Presérvame de todos los peligros, sobre todo de aquellos que me acechen repentinamente, y que puedan hacer peligrar o acortar mi vida.

Te lo suplico humildemente y te ruego que tu Santa Madre, la Virgen Sagrada María, interceda también por mí.

Así sea.

Protección de peligros

Dios mío, te ruego alejes de mi todos los peligros y energías negativas

Te ruego que las fuerzas del bien venzan a las del mal en mi interior y mi entorno

Ten misericordia de mí y que tu protección recaiga sobre mí y los míos

Como hijo tuyo que soy te pido perdones mis faltas

Tú sabes cuales son mis faltas y necesidades

Solo te pido que tu bendición recaiga sobre y así me libres

De las fuerzas oscuras que intentan apartarme de tu camino

Y llevarme a los peligros y maldades de la tierra

Te lo pido en nombre de Jesucristo hijo tuyo y Señor Nuestro.

Amen