viernes, 3 de marzo de 2017

Hechizo para atraer dinero con azúcar

Hechizo para atraer dinero con azúcar:

Seguro sabrás de las propiedades de este dulce elemento en las magias y conjuros. Puede atraer mucho dinero a tu vida. El día que haya luna llena, coloca un billete en un vaso y llena con azúcar.

Otra opción es colocar en un vaso la mitad de miel y la mitad de agua y colocar 3 monedas dentro. Al otro día, toma el billete o las monedas y envuelve en papel transparente. Llévalo contigo a donde vayas.

Hechizo para atraer dinero con velas:

Otro de los elementos que no faltan en ningún ritual. Consigue dos velas de color negro y con un cuchillo escribe en ellas las palabras “Dinero” y “Riqueza”. Luego escribe tu nombre debajo. Sujétalas firmemente y mientras las enciendes repite esta oración: “Que estas velas me traigan dinero y riqueza”. Apaga la llama (nunca soplando) y repite entre jueves y domingo.

Hechizo para atraer dinero con una nuez:

Abre por la mitad una nuez con mucho cuidado, sin romper la cáscara. Come el interior e introduce en la cáscara un poco de laurel triturado, canela en polvo y nuez moscada molida, además de una moneda dorada. Cierra y pega bien. Llévala contigo como un amuleto. Haz este hechizo mejor el 31 de diciembre a la noche y no te faltará dinero todo el año.

Hechizo para atraer el amor

El objetivo de este hechizo no es atraer particularmente a una persona, sino abrir los campos energéticos del amor, para encontrar pareja en pocos de días.

Lo que se necesitamos para el ritual es:

Tres rosas de rojas, tres rosas blancas, vino tinto para llenar un vaso, un vaso de vidrio transparente y unos treinta centímetros de seda blanca.

Procedimiento:

El ritual debe hacerse el miércoles o viernes por la noche, ya que estos días, son especificos para estos rituales. Para empezar, es necesario ubicar las tres rosas blancas y las tres rosas rojas debajo de la almohada de nuestro dormitorio, envueltas en la tela de seda blanca.

Las flores no deben moverse de su posición en ningún momento, ni siquiera cuando duermas, ya que en el estado de sueño nuestro subconsciente las impregna con la energía del deseo para atraer.

Cuando se llegue al cuarto día, exactamente a media noche, el vino debe servirse en el vaso de cristal reservado para el ritual.

Es muy importante que el vaso sea transparente y de vidrio, ya que este material tiene propiedades conductivas de energía mental. Si el hechizo no se realiza de esta manera podría no tener efecto.

El siguiente paso es colocar las rosas dentro del vaso, de tal forma, que primero se ponga una rosa roja, luego una rosa blanca, luego dos rosas rojas, seguido de las dos rosas blancas restantes.

Ahora se debe colocar el vaso bajo la cama, de tal modo, que quede ubicado a la altura de la cabeza y luego se deja reposando durante otros tres días.

Durante todo este tiempo, el vidrio, el vino y las rosas actúan como imanes que atraen la energía del amor y de nuestro deseo interno de encontrar una pareja, además de otras propiedades ocultas.

Una vez concluidos los tres días, se retira el vaso debajo de la cama, y mojamos los dedos índice y corazón de la mano derecha en el vino para luego realizar la señal de la cruz en el aire tres veces seguidas.

A partir de este momento, se debe humedecer la muñeca de la mano izquierda y lóbulo de la oreja derecha como si de un perfume se tratara.

El ungüento actúa como un potenciador de nuestro magnetismo y fácilmente se obtienen resultados con este procedimiento.

Es muy importante tener en cuenta, que el efecto del vino sólo dura 7 días y su uso solamente puede hacerse en las horas de la noche, de lo contrario, no tendrá ningún efecto.